Tag Archive: wuxi


Bueno, esta es la parte en la que nos volvimos un poco locos al cuadrar nuestro viaje para llegar a Guilin, y como Urko os adelantó su parte, ahora queda la que viví junto con Alberto. Que la disfrutéis!!

Es en este momento donde Tarantino podría sacar un guión.  Voy a redactarlo de una forma diferente, espero que salga bien y os guste (y que os enteréis).

NOTA: Los tiempos son orientativos y se han ajustado para conseguir un mayor dramatismo en la historia.

15:00 (CITS Wuxi) Llegamos al CITS, dejamos las mochilas en el suelo y nos pusimos a hablar con el recepcionista más cercano. Nuestra intención tras perder la oportunidad de coger el barco, era buscar un vuelo desde Shanghai a Guilin, ya que es la ciudad mejor comunicada de la zona y, dependiendo de qué día coger el vuelo, aprovechar para visitar Suzhou como es debido, aprovechando que el planteamiento original era invertir prácticamente un día en el barco. Pero las cosas no es que a veces no salgan como uno las piensa, sino que como salen a veces ni se le pasa por la cabeza.

Sigue leyendo

Día 6 (4 De Agosto Wuxi-Nanjing-Guilin)

Nos despertamos con energías renovadas al ver que no había ninguna baja por mordedura de araña, nos duchamos, preparamos las mochilas pequeñas para la caminata que nos esperaba y dejamos lo que no íbamos a usar en las mochilotas.
Al bajar a la recepción vimos al chino jefe desayunando y decidimos que no queríamos desayunos orientales para el resto del viaje, ya que consistía en una sopa con fideos y verduras, o por lo menos cosas verdes. Además de ver como desayunaba conseguimos que el dueño guardase las mochilotas en un rincón mientras nosotros nos dedicábamos primero a coger el ticket para el viaje en barco hasta Hangzhou de unas 11 horas de duración y posteriormente nos íbamos a ver el Gran Buda (ta fo) de Wuxi con sus 88 metros de altura!!

Sigue leyendo

Sonó el despertador con lo que empezaba a perfilarse como la canción del verano (La primavera Tropetera). Salí de mi crisálida empapadísimo en sudor y me sorprendí bastante al ver que todos estos cabrones tios majos se habían metido en sus sacos también después de haberse descojonado de mi la noche anterior. Nos desperezamos bajamos a la recepción y vimos por primera vez una referencia a lo que andábamos buscando en esa ciudad: El gran Buda de Wuxi.

El gran Buda de Wuxi era (y es) un fenómeno extraño. Es una estatua en bronce de 88 metros de altura que curiosamente no salia por ningun lado en las guias, foros y demás sitios. A día de hoy sigo sin saber por qué. El caso es que ver esa publicidad nos dio bastantes esperanzas respecto a que no habíamos hecho el canelo. Nuestro objetivo era el siguiente:

– Llegar a un río del que salía un barco dirección a Hangzhou a las 5 de la tarde y llegaba como a las 7 de la mañana.
– Reservar billete para los cuatro
– Pillar un taxi y salir cagando leches en dirección al Buda
– Volver de nuevo cagando leches y pillar el barco.

Sigue leyendo

Bueno, esta es la primera entrada común que hacemos en el blog, pensamos en hacerlo así porque todos los recursos que tenemos para presentaros son vídeos. Por lo que pasamos de repetirlos, de paso os ahorramos leer dos veces lo mismo.

Que os aproveche la entrada, es larga por los videos, por lo que poneros cómodos, pillad palomitas y disfrutadlo!!

Las esperas en las estaciones de trenes, autobuses y aeropuertos casi nunca eran aburridas en el estricto sentido de la palabra. Casi siempre algún chinorris flipaba viendo un occidental, o había algo (donde algo= millones) que nos llamara la atención o ambas cosas. No obstante la espera del tren Suzhou – Wuxi fue de las que marcan un antes y un después. Lo cierto es que hasta entonces íbamos distraídos de la vida y en ese caso particular acabamos apalancados sobre nuestras mochilas en una esquina de la estación. Pasado un rato empezamos a ver una creciente expectación en un grupo de chinos que seguramente tendrían pintas de chinos raros pero por aquel entonces para nosotros se cumplía “chino raro = chino”. Total que como una imagen vale más que mil palabras un video tiene que valer un puñado de ellas…comprobadlo… (el sonido es bastante malo. Para el próximo viaje cogeremos dispositivos con mejor audio).

Sigue leyendo

¡¡¡¡¡¡¡FELICES FIESTAS NAVIDEÑAS!!!!!!!

Bueno esta entrada es de uno de los días mas completos que tuvimos, nos sucedieron bastantes cosas y espero no dejarme ninguna. He intentado contar cosas complementarias a las del diario de Afura por lo que podéis consultar la entrada que hace referencia al mismo día pulsando aquí.

¡Disfrutadlo y pasad unas felices fiestas navideñas!

Día 4 (3 De Agosto Shanghai-Suzhou-Wuxi)

Nos despertamos después de dormir como lirones a eso de las 8 de la mañana, y una vez más nos dimos una ducha haciendo caso omiso a la madre naturaleza y al terminar comenzamos a sudar de nuevo.

Bajamos al hall del hostal para ir a desayunar, y disfrutamos de uno de los desayunos más raros que he probado jamás. Era un buffet en la zona del bar, donde estaban los sofases, donde se podían coger cosas como bolas rellenas de verduras o carne, sopas caliente y leches de vegetales en vez de animales.
Recogimos las mochilas y bajamos para hacer el check-out, nos dirigimos en primer lugar al metro, para ir a la estación de trenes, con la esperanza de encontrar uno que fuese a Suzhou, pueblo sitiado a unos 100 km de Shanghái, donde veríamos pagodas, jardines, templos y un sin fin de cosas más.
En primer lugar al llegar a la estación de metro Urko trató de cambiar billetes en monedas para la máquina de tickets del metro, dando lugar a la anécdota que llamaré…

Sigue leyendo

03 y 04: Suzhou y Wuxi

Seguimos con el repaso de lo que deseamos hacer, hoy veremos el combo Suzhou y Wuxi. La primera escala sería la “pequeña” ciudad de 6 millones de habitantes llamada Suzhou, situada a escasos 100 km de Shanghai. Nuestro objetivo en Shanghai es conseguir un billete de tren a una hora temprana para aprovechar más el día y si hay que sopar en el tren un ratejo se sopa, como se puede ver aquí hay muchos trenes y no tarda mucho en ir de un lado a otro, unos 40 minutejos de nada.
Sigue leyendo