Una de las cosas curiosas de este viaje, es que seguramente nuestro estado cambiará lo suficiente como para que se note a simple vista, por lo que hemos decidido hacer una entrada con nuestro estado actual para posteriormente compararlo con el estado que tengamos al volver a casa. La idea es que allí no solo no nos ducharemos, sino que no nos afeitaremos, aunque por mi parte nunca ha sido un problema ya que voy siendo de la rama evolucionada de los homo imberbus.

Y aquí las fichas de los personajes:
Sigue leyendo