Hoy toca Hat-trick.

Empezamos por la ciudad de Chengdu, en la provincia de Sichuan. Pese a sus 10 millones de habitantes no hemos visto que haya tantas cosas que ver como su tamaño haría indicar por lo que en principio no es uno de nuestros destinos predilectos, pero su aeropuerto y su situación entre Leshan-Emei Shan y los parques naturales de Jiuzhaigou y Huanlong obligan a pasar por ella. Aquí llegaremos en avión desde Zhanjiajie, en un vuelo de hora y media escasa con Air China, la única pega es que sólo hay vuelo en días alternos, así que según como vayamos de tiempo igual nos tenemos que quedar un día más en Zhanjiajie.

Una vez en Chengdu sí tenemos tiempo (cosa que dudamos soberanamente xD) y nos apetece podremos hacer una visitilla a estos lugares:

Wenshu Temple 1

Templo Wenshu (Pagoda de los Mil Budas en Paz)

Wenshu Temple 2

Templo Wenshu (Salón de rezo Dharma, sólo por el nombre deberíamos ir xD)

Wenshu Temple 3

Templo Wenshu (Pabellón del Seis)

Qingyang Gong Daoist Temple

Templo Daoísta Qingyang Gong

Pandas

Reserva del Gran Panda

Como decimos nuestro objetivo real es ir en principio a Leshan y Emei Shan, al sur de Chengdu, a unos 150 km de nada, para ello iremos en autobus, cada hora sale uno desde la estación de Xinnanmen de Chengdu.

Supongo que ya sabréis que es lo que nos espera en Leshan, ni más ni menos que el Gran Buda de Leshan:

Gran Buda de Leshan

Gran Buda de Leshan

Haoshang Bridge

Puente Haoshang

Por último tendremos ante nosotros el gran reto del viaje, la subida a una de las 4 montañas sagradas de China: Emei Shan. Situada a unos 50 km al oeste de Leshan y por lo tanto a tiro de piedra en autobús. Digo que es el Gran Reto porque como montaña que es habrá que subirla, obviamente se puede subir en algún tipo de transporte (hay teleféricos y autobuses) pero eso no tendría gracia. Así que nos espera una subida de unos 25 km, lo que nos llevará unas 10 horas para la subida y otras tantas para la bajada, de ahí que llevemos unos meses intentando entrenarnos en estas lides, con más o menos fortuna como ya hemos explicado en anteriores entradas. Será una verdadera matada, pero mirad las imágenes y luego me decís si no valdrá la pena:

Emei Shan

Camino a Emei Shan

Emei Shan

Más camino a Emei Shan

Emei Shan

Uno de los templos en el camino a Emei Shan

Emei Shan

Pagoda dorada por el camino ..

Emei Shan

Habrá que cruzar hasta riachuelos!

Vistas

Vistas acojonantes

Emei Shan

Y por fin la cima de Emei Shan

Y esto no es todo … por el camino hay monos salvajes! monos!!! Por si no fuera poco estos valerosos felinos (Homer dixit) nos servirán como sparring para probar las aptitudes de AfuRa para el Shuai Jiao y las de Gorker y un servidor para el Jeet Kune Do. ¿Quién apuesta por nosotros? … yo desde luego no xD

Emei Shan

¡Ojo mono ladrón!

Mono

Mono cabreado

El plan para esta última empresa de hoy será subir, dormir y bajar, por lo que nos hemos informado no huele precisamente bien en los monasterios y templos donde se puede dormir, así que habrá que hacer de tripas corazón xD Además las bajas temperaturas chocaran con el resto del viaje donde el calor y la alta humedad nos putearan. Pero para eso llevaremos ropa de abrigo como nuestros porros folares, sudaderas, calcetines de lana tejidos por nuestras abuelas y demás, bueno, quizá lo de los calcetines no sea del todo cierto.

El paso siguiente será ir a Jiuzhaigou, hasta entonces!

Anuncios